Altos estándares en calidad y operaciones

Una operación integral y certificada desde la siembra hasta la distribución es la base para que Licores de Guatemala se mantenga como una de las empresas que ponen en alto al país centroamericano


 

A nivel internacional, Licores de Guatemala ha puesto en alto el nombre de su país a través de la exportación de finas bebidas de alta calidad y excelencia en su elaboración; sus marcas se erigen como un referente que va ganando cada vez más prestigio con el paso del tiempo. En su país de origen, sus rones y aguardientes forman ya parte de la tradición local para las mejores ocasiones, sirviendo en cada trago más de 80 años de experiencia que está presente también en más de 25 países.

Además de expandir su presencia a nivel internacional, en 2013 Licores de Guatemala obtuvo la Denominación de Origen “Ron de Guatemala”, brindando un estatus no sólamente a la tierra y ambiente en que crece la caña, sino también a la calidad del material en que se almacena y añeja.

Posteriormente, en 2020, Industria Licorera Quezalteca obtuvo el premio como Exportación del Año, reconociendo la calidad, sostenibilidad y competitividad de la empresa.

“Licores de Guatemala se encuentra en un momento muy importante con cinco años de crecimiento ininterrumpido y una rentabilización de cada una de sus unidades productivas”, señaló Luis Ibáñez Guillén, Director General de Licores de Guatemala.


Experiencia internacional en el sector

Ibáñez es ingeniero industrial y contador público cuya formación tuvo lugar en Perú. Cuenta también con una Maestría en Administración de Empresas por parte de la Escuela de Negocios de la Universidad ESAN (Escuela de Negocios para Graduados, en Perú) y es candidato a Doctor por parte de la Universidad de Sevilla (España). El ejecutivo cuenta también con especializaciones cursadas en la Marketing Society (de Londres, Inglaterra) y programas de formación ejecutiva en la INCAE Business School (Instituto Centroamericano de Administración de Empresas, en Costa Rica).

Su campo primario es la Estrategia de Negocios y la Innovación en el frente Comercial. A lo largo de 25 años se ha desempeñado en la industria de bebidas alcohólicas en países como Argentina, Ecuador, Panamá, Perú y ahora Guatemala.

Luis Ibáñez Guillén, Director General de Licores de Guatemala
“Mi trabajo está orientado a resultados, participo en todos los aspectos del desarrollo de negocio”, declaró Ibáñez.

Operación con soporte de una completa estructura

La operación de Licores de Guatemala tiene la estructura de una cadena integrada: desde los plantíos de caña de azúcar, el ingenio azucarero donde se procesa la materia prima, destilería, centros de añejamiento, fábricas de envasado, sistema de distribución propia y distribución tercerizada a través de socios de primer nivel para la presencia global del producto.

La empresa cuenta además con una división de licores importados de diferentes tipos, mediante la cual se comercializan marcas de primer nivel.

La operación es complementada por Casa del Ron, su propia cadena de retail, la cual cuenta con varias ubicaciones en el país.


Portafolio rico en marcas bien posicionadas

Licores de Guatemala se conforma de marcas de ron, aguardiente y ginebra, cada una con personalidad propia, capaces de satisfacer a diferentes nichos del mercado:


Rones

  • Ron XL: Bebida añejada en maderas de roble al menos por un año , cuatro veces destilado. Excelente selección para coctelería y del gusto de adultos jóvenes. Disponible en sabores piña con coco, limón con pepino, ‘berries’, y manzana.

  • Ron Venado: Este ron se ofrece en dos variedades, de acuerdo a su contenido alcohólico. Destaca por su mezclabilidad.


Aguardientes

  • Aguardiente Venado: Toda una tradición en la zona central de Guatemala, añejado por un año y con notas de sabor intenso. A esta marca se incorporó recientemente una variante con sabor y aroma a canela.

  • Quezalteca: Marca emblemática del país, arraigada a costumbres y sabores de Guatemala, que va mas allá de clases sociales y edades. Se le han desarrollado sabores adaptados al gusto centroamericano en varios grados alcohólicos, que le permiten esa democratización de consumo en diversos grupos.


Rones añejos

  • Ron Botrán: Las variedades de rones Botrán son distinguidos a nivel mundial por su producción a base de miel virgen, obtenida tras el primer prensado de la caña de azúcar, la cual es cultivada en la región de Retalhuleu, al suroeste de Guatemala. Ron Colonial: Surgido en una de las primeras ciudades fundadas en este continente, Antigua, Ron Colonial se produce a partir de la maceración de ciruelas, pasas y vainilla.

  • Ron Zacapa Centenario: Zacapa ha sido catalogado como el mejor ron del mundo debido a su elaboración desde el tipo de suelo, clima y otros elementos naturales combinados en la región donde crece su caña, la forma particular en su destilación y sobre todo su añejamiento en altura.

Ginebra

  • Xibal: Este licor se elabora con hierbas mesoamericanas características de Centroamérica, en perfecta simbiosis con los sabores tradicionales de la ginebra.


RTDs (premezclados) y ‘Hard Seltzers’

Liderando la tendencia de bebidas de grado alcohólico moderado y bajas calorías, se producen varias marcas como Cubata, VIP, OBIT, Mangiatto, Xibal y Kick, dirigidas a diversas ocasiones, en variedad de sabores y que llegan a varios mercados.

Marcas Importadas Nos complace representar marcas de casas de primer nivel como Viña San Pedro, Casa Orendain, Tito’s, Pernod Ricard, E & J Gallo Winery, PradoRey, y Segura Viudas, que han confiado en nuestro sistema de desarrollo marcario y comercial.

“Nos sentimos muy orgullosos de producir rones que son realmente de clase mundial”, comentó el director general.


Innovación como impulso creador de marcas

A la tradición de Licores de Guatemala de producir licores de calidad durante décadas, se unió ahora una capacidad de construir marcas e innovar al brindarles un elemento de evolución

En la actualidad, la empresa ofrece al mercado nacional y al internacional un promedio de 25 innovaciones por año en forma de nuevos productos, nuevos sabores, nuevas marcas y empaques.

“Hemos convertido a la compañía en una organización ágil para responder a la velocidad de cambios en el entorno”, señaló Ibáñez.

Entre estas innovaciones, destacan productos de alta calidad capaces de generar una diferencia en el mercado como: Ron Botrán Fusión Manzana Criolla, Botrán Vintage Wine Cask, Botrán Guatemalan Oak, Venado sabor Canela, Zacapa Royal, Zacapa La Doma y Zacapa El Alma; Ron XL en diferentes combinaciones con limón, XL Sour Blast, XL Piña y Coco, Xibal Gin & Tonic, Xibal Equinox; Quezalteca Mora, Mango Chapín, Naranja Pepita, Piña, Atol de Elote; los “ready to drink” (premezclados) Mangiatto, XL Kick y Quezalteca Chispuda, por mencionar algunos.

Y más allá del alcohol como bebida, la pandemia del COVID-19 llevó a Licores de Guatemala a desarrollar Alkoh, incursionando en el mercado del alcohol medicinal, contribuyendo de esta forma a combatir el virus.


Canales propios de venta al público

A manera de desempeñarse como una operación completa, Licores de Guatemala maneja sus propios canales de ‘retail’, el cual ha sido modernizado y reformulado a través de los canales de venta física Casa del Ron, en diferentes ciudades del país, cuyo concepto unitario ha sido renovado.

Y tras la transición a e-commerce por parte de los consumidores, la cual se aceleró con las cuarentenas derivadas de la pandemia, la empresa ha enfocado esfuerzos en el desarrollo del canal de comercio electrónico.


Segmentos de proveedores

Licores de Guatemala tiene debidamente segmentada cada línea de proveedores de acuerdo a cada fase en la elaboración de bebidas y la comercialización de estas.

Para la fase agrícola del proceso, la empresa cuenta con proveedores capaces de brindar el mejor fertilizante y madurante que no sólo cumpla con la siembra y desarrollo óptimo de la caña, sino que además cuide el medio ambiente y la calidad de la tierra para siembra. Otra sociedad importante es aquella con proveedores de material para envasado (tanto contenedores de vidrio como de material de tapaderas y etiquetado).

También se lleva a cabo una labor importante con otras empresas que participan en áreas clave para la creación de fórmulas, como la saborización, los aromas y las esencias naturales.


Operación sustentable

El propósito de orientar la empresa hacia operaciones sustentables ha sido destino de importantes inversiones por parte de Licores de Guatemala, al llevar a cabo acciones efectivas como la reducción del uso de combustibles fósiles y la optimización hacia procesos limpios, habiendo recibido la certificación ISCC Plus (Certificación Internacional de Sustentabilidad y Carbono), habiendo verificado la totalidad de su cadena productiva. Este grado también asegura el óptimo manejo de recursos en la cadena productiva desde plantaciones, ingenio, destilería, centros de añejamiento y envasado hasta centros de experiencia

De esta manera, la empresa garantiza la sustentabilidad del ron de Guatemala, el cual cumple con estándares mundiales no sólo por su calidad, sino en el cuidado al medio ambiente y respeto a los derechos humanos.

La empresa obtuvo la certificación de Carbono Neutral en mayo de 2021 por parte de SGS, cumpliendo así con la norma ISO 14064:2006. Esto se logró anulando la huella de carbono propia de la empresa, sin recurrir a la compra de créditos de huella de carbono, como lo hacen otras empresas, ya que poseía un inventario de más de 1,850M para lograr su propia mitigación de gases de efecto invernadero.

Hacia el exterior de la empresa, Licores de Guatemala creó la campaña “Tranquilo Camilo”, la cual contiene comunicaciones amenas para promover la moderación en el consumo por parte de sus consumidores.

Fundación Licorera

En el año de 1986 fue creada la Fundación por la Vida, misma que en 2012 cambió su nombre a Fundación Licorera, la cual contribuye al desarrollo integral de la sociedad guatemalteca con enfoque en tres ejes: calidad de vida con programas de nutrición, educación y programas productivos.

Esta entidad ha logrado impactar a la niñez y comunidades vecinas a las operaciones de Licores de Guatemala, a través de dos escuelas con alrededor de 1,000 alumnos, más de 200 mujeres a través de diferentes capacitaciones que buscan empoderar y mejorar su estilo de vida; así como se distribuyeron alrededor de 12,620 bolsas de alimentos en Jocotán, Chiquimula, reconocido como el corredor seco en nuestro país. Adicionalmente, nuestra oficina de relaciones con las comunidades en el Ingenio Tulula han beneficiado recientemente a más de 14,300 vecinos y 2,800 familias de San Andrés Villa Seca, Retalhuleu con proyectos de salud, infraestructura comunal y desarrollo humano.


Con vista hacia el crecimiento

Los principales objetivos para Licores de Guatemala son la consolidación del crecimiento experimentado en los últimos años y hacerlo sostenible en el tiempo.

Tras el posicionamiento de sus marcas en Guatemala y Centro América, Licores de Guatemala busca trascender en nuevos mercados más allá del crecimiento orgánico.

“Estamos atentos a nuevas oportunidades de crecimiento y vemos con mucho optimismo el futuro”, finalizó Luis Ibáñez Guillén, Director General de Licores de Guatemala.
 

Galería Digital



 

PARTNERS