Un gigante de la cerveza en Brasil

Con planes sólidos de crecimiento en el mercado nacional, el Grupo HEINEKEN en Brasil invierte en su capacidad de manufactura, excelencia logística, digitalización y sustentabilidad

PARTNERS


Operando en Brasil por más de una década, contando con más de 13,000 empleados y 15 unidades de producción en el país, Grupo HEINEKEN es el segundo actor más grande en el mercado cervecero brasileño. La empresa cuenta con instalaciones en once estados, entre las que se cuentan doce cervecerías, dos microcervecerías y una productora de concentrado para refrescos. HEINEKEN recientemente anunció inversiones por más de US$190.5 millones para expandir sus cervecerías y de US$343 millones adicionales para construir una planta en la ciudad de Pedro Leopoldo, Minas Gerais.

Como parte de su estrategia para el futuro, la compañía planea seguir creciendo en los segmentos de cervezas premium y cervezas populares en Brasil, para asegurar que el negocio sea cada vez más rentable y sustentable. De acuerdo a Daniel de Oliveira, Director de Logística del Grupo HEINEKEN, el reciente rediseño del acuerdo de distribución con el Sistema Coca-Cola, además de los proyectos de transformación digital y objetivos de sustentabilidad, incluyendo la neutralización de emisiones de carbono, es parte de la visión a largo plazo que la empresa tiene para el país. “El nuevo acuerdo con el Sistema Coca-Cola sin duda beneficiará a nuestros clientes y consumidores al lanzar al mercado más productos de calidad. En el tema de logística, tenemos el objetivo de incrementar la presencia de camiones eléctricos en nuestra flota de distribución a nivel nacional, contribuyendo así a nuestros objetivos en sustentabilidad”, explicó el ejecutivo. El propósito del proyecto “Drop the C” (“suelta la C”, con la ‘C’ de carbono) es reducir el impacto ambiental de la cadena de suministro, así como una expansión gradual hacia 2040.

Logística

Como miembro del Grupo Heineken durante seis años, Oliveira recuerda los retos cuando aún formaba parte del equipo de integración para la adquisición de lo que fue la empresa Brasil Kirin. “La fuerza y capilaridad del sistema de distribución de esa antigua empresa siempre me llamó la atención. El gran reto entonces era unificar la cultura de ambas compañías, y con eso establecer nuestro enfoque”.

En el área de Transporte, dedicada exclusivamente a los Centros de Distribución, actualmente se usan y prueban diferentes tecnologías. Oliveira, responsable directo del equipo humano, comenta con orgullo: “Este año nuestros sistemas estarán aprendiendo cuáles son las mejores rutas, períodos de espera en tiempo real y tiempos de entrega para cada cliente, entre otros datos. Esto va a garantizar una mejora continua a través de los sistemas de tecnología de la información”. De acuerdo al ejecutivo, también se duplicará la flota de montacargas eléctricos hacia fines de 2021.

El área de distribución cuenta con asistencia por parte de las oficinas corporativas globales, las cuales brindan soporte a diferentes operaciones, suministrando recursos técnicos al tiempo que se conciben estrategias de carácter global y estableciendo puntos de referencia entre distintas regiones, mostrando características de distribución similares.

Daniel de Oliveira, Director de Logística para el Grupo HEINEKEN

“Un ejemplo reciente fue la creación de centros de excelencia para tratar, por ejemplo, temas relacionados con la seguridad en los movimientos internos dentro de nuestros almacenes a nivel global”, resumió Oliveira.

Programa de desarrollo de proveedores

Con la mira en el desarrollo de proveedores y socios en logística para carga, uno de los logros más destacados en años recientes ha sido el Programa de Excelencia en Transportes, el cual forma parte de la división de Distribución Primaria. Respecto a la Distribución Secundaria, Oliveira destaca la “Fórmula Heineken”, un programa que establece las condiciones de excelencia para operadores logísticos, brindando reconocimiento anual a los mejores en ejecutar a nivel nacional.

Evolución

Considerando que la evolución de la empresa se basa en tres pilares: mejora continua, desarrollo de procesos y personal, las inversiones en seguridad, en el personal y en diversos programas han sido prioridad. La compañía implementó un proyecto a gran escala con el propósito de desarrollar a sus empleados e identificar los puestos de trabajo más apropiados para cada individuo, considerando sus habilidades, planes de carrera y considerando aspectos sobre diversidad. En marzo de 2021, el Grupo Heineken anunció su objetivo de alcanzar un 50% de mujeres en puestos de liderazgo para 2026, lo cual también se reflejará en el área de Logística. “Hemos organizado seis comités con la participación de más de cuarenta personas de todas las regiones del país, con diferentes antigüedades y especialidades. Estoy seguro que este programa acelerará el desarrollo y diversidad de nuestros talentos logísticos en años venideros”, señaló Oliveira.

Además, también se ha avanzado en el departamento Digital, con la implementación de tecnologías de ‘machine learning’ e inteligencia artificial para incrementar la productividad y calidad de las entregas a los puntos de venta.

Responsabilidad Social Corporativa

La sólida historia de los proyectos sociales del Grupo Heineken en diversos frentes incluye sociedades con ONGs, ‘startups’ y otras empresas con el objetivo de promover el bienestar social. Respecto a esto, Oliveira declaró: “El respeto para nuestra gente y el planeta es nuestro valor principal, pues creemos que invertir en el país va más allá de crear empleos y contribuir a la actividad económica”.

Desde 2019, la compañía ha mantenido una alianza con el ICB (Instituto de la Cerveza de Brasil), con el propósito de democratizar el conocimiento de la cerveza en el país. “Con el apoyo de Leandro Sequelle, educador social y fundador de Graja Beer, una cervecería artesanal en las afueras de São Paulo, hemos creado un programa de capacitación cervecera para los residentes de la periferia”, declaró el ejecutivo. El propósito principal del proyecto es hacer del conocimiento de la elaboración de cerveza una puerta hacia oportunidades de trabajo en el sector. Más de 30 grupos se graduarán hacia 2023 y el 50% de las vacantes serían tomadas por mujeres de las periferias brasileñas.

“También hemos patrocinado una iniciativa enfocada en la economía circular en asociación con la ‘startup’ SO+MA y con la Prefectura de la ciudad de Salvador (Bahia)”, añadió el ejecutivo. SO+MA Vantagens se organizó en 2020 y actúa como un programa de incentivos totalmente gratuito en el cual quienes se registran al programa suman puntos de acuerdo al material reciclable que entregan, como botellas de PET, latas de aluminio, plástico, hierro, papel, cartón, vidrio y aceite usado. Los participantes acumulan puntos que pueden ser intercambiados por servicios como exámenes médicos, cursos profesionales y productos básicos de alimento e higiene.

Impacto de la pandemia

El año pasado, el Grupo HEINEKEN dirigió esfuerzos para mitigar los impactos de la pandemia COVID19. La compañía consideró como prioridad cuidar a su personal, por lo tanto, se implementaron diferentes acciones de apoyo para empleados y sus familias. Estas acciones incluyeron permisos para ausentarse a personas pertenecientes a los grupos de riesgo, así como acceso a equipos de salud durante las 24 horas del día.

En apoyo a la comunidad y a sus socios de negocios, emergieron múltiples iniciativas y alianzas sin precedentes. Por ejemplo, 16,000 litros de alcohol originados en las productoras fueron donados a Unilever para ser transformados en desinfectante para manos, apoyando así los cuidados higiénicos de familias en comunidades vulnerables de todo Brasil.

El programa “Brinde do Bem” (“El regalo del bien”) también ayudó a bares y restaurantes de todo Brasil a enfrentar el tremendo desafío del distanciamiento social. En total, la iniciativa transfirió más de US$3 millones a más de 7,000 bares. “Los bares y restaurantes son cruciales para la economía brasileña y para nuestra empresa. Por ello ayudamos a nuestros clientes en todos los países donde operamos”, agregó Oliveira.

La compañía también donó US$850,000 -doblados por el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Social), sumando US$1.7 millones para la apertura de cuatro plantas de oxígeno en el país, además de donar equipo y material para protección individual a 40 hospitales filantrópicos en condiciones críticas. “Reasignamos el presupuesto que teníamos destinado como patrocinio del festival Rock in Río, el cual se pospuso, para este propósito tan importante”, explicó Oliveira.

Carrera profesional

Graduado en Ingeniería Eléctrica por parte de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, Daniel Oliveira admite que, desde temprana edad, supo que su carrera estaría más enfocada en los negocios que a una visión estrictamente técnica o especializada de lo descrito en su diploma universitario.

Siguiendo su predicción, su preparación no se detuvo ahí. Primero obtuvo un postgrado en Administración de Empresas por parte del IBMEC (Instituto Brasileño de Mercados Capitales); después una Maestría en Administración de Empresas con especialidad en Finanzas por parte del INSPER (Instituto de Educación e Investigación, Brasil); un curso de educación continua en Logística y Cadena de Suministro por parte del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, en EEUU); así como un curso en Omnicanalidad y Mercadotecnia Comercial en la Fundación Getulio Vargas (Brasil). “Y este año inicio una nueva Maestría en Administración de Empresas con especialidad en Comercio Digital, en la Universidad de São Paulo”, añadió Oliveira.

A lo largo de su trayectoria, el director de logística ha desarrollado una experiencia respetable habiendo trabajado para la cadena TV Globo, AB Inbev -donde sus conocimientos y experiencias en logística alcanzaron la madurez-, L’Oréal y, durante los últimos seis años, para el Grupo HEINEKEN.

“My mayor premio es la capacidad de construir equipos grandiosos en esta compañía y ser capaz de verlos crecer en lo personal y en lo profesional, en un ambiente laboral inclusivo y colaborativo, donde todos tienen la seguridad mental de expresar una opinión y contribuir positivamente a nuestro resultado”, concluyó Oliveira.

GALERÍA DIGITAL