La misión de llevar la mejor carne al mercado global

Black Bamboo Enterprises mejora consistentemente su producción y amplía su mercado a nivel global, factores para continuar siendo un exitoso referente entre los productores de carne de la Argentina

ASOCIADOS

El sur de la provincia de Santa Fe, Argentina es una de las zonas del país donde se cría el mejor ganado vacuno comestible, y la pequeña población de Hughes -de apenas 5,000 habitantes- es sede de la empresa más importante en cuanto a la exportación de esta variedad alimenticia.

Black Bamboo Enterprises S.A. es el nombre que desde 2016 ostenta uno de los frigoríficos más importantes de la Argentina a nivel exportación. La histórica planta de más de 60 años en operación cambió varias veces de propietario, pasando de productores ganaderos argentinos a propiedad de una empresa de origen británico en 2004 cuyas optimizaciones permitieron a la planta alcanzar la norma BRC (Consorcio Británico de Menudeo). En 2007 la empresa pasó a formar parte de Marfrig Global Group, una de las compañías más importantes de alimentos de Brasil hasta que a mediados de 2016 fue adquirida por un consorcio con sede en China, logrando incrementar una producción que tradicionalmente ha sido buena, sustentada por la alta calidad del producto.

“Hoy somos propiedad de un grupo chino, con este grupo hemos mejorado mucho la performance exportadora y el volumen de exportación”, señaló Luis María Medina, Director de Desarrollo de Negocios de Black Bamboo Enterprises S.A.


Luis María Medina, Director de Desarrollo de Negocios de Black Bamboo Enterprises S.A.

Luis María Medina ha estudiado veterinaria en la Universidad Nacional de Rosario y también técnico superior en industria alimenticia, graduado de la Universidad Tecnológica Nacional. Cuenta también con una diplomatura en carne vacuna y cuenta con más de 30 años de experiencia en la industria alimenticia especializada en ganado vacuno. Además de su destacado trabajo en el frigorífico de Hughes, Medina se desempeñó también para la extinta Compañía Elaboradora de Productos Alimenticios de Argentina (CEPA), del mismo rubro, y posteriormente para Quickfood y para Marfrig, antes de que Black Bamboo pasara a manos de un consorcio chino.

“He pasado por todas las áreas, conozco todo el funcionamiento de la empresa desde todos los ángulos”, compartió el ejecutivo.

Presencia en mercados global y nacional

Meatex y Hughes son las marcas que, en diferentes presentaciones, dan la cara por la compañía alrededor del mundo. Black Bamboo Enterprises por supuesto cuenta con todas las habilitaciones y certificaciones sanitarias, alimenticias y comerciales de la Argentina, y destaca por exportar estos productos cárnicos -considerados entre lo mejor que hay en el mundo- a Brasil, China, Israel, Estados Unidos y Europa, además de los países frontera con Argentina, entre otros.

Llegar a tantos mercados implica retos que van más allá de la elaboración de un producto de alta calidad, originado a partir de animales con una excelente alimentación y que pasaron por los cuidados con más detalle, sino que además se debe cumplir con una serie de estándares y certificaciones de cada región y país.

“El principal negocio fluctúa entre China e Israel en volumen y cantidad de facturación. Hay gente que mejora su poder adquisitivo y lo primero que quiere es comer mejor, y dentro de comer mejor la proteína de las carnes rojas es la más preciada de todas”, señaló Medina, quien además comentó que los esfuerzos por parte de la empresa han pasado de duplicar la capacidad productiva, logrando facturar de unos US$40 millones anuales hasta US$130 millones.


Recursos para optimizar las operaciones

Los incrementos en producción y, por lo tanto, en facturación para Black Bamboo Enterprises son consecuencia de inversiones para tareas determinadas.

En 2019 la empresa invirtió en un cajón rotativo para la faena con especificaciones Kosher, el cual contribuye a las exportaciones de carne vacuna para el mercado de Israel. Se construyeron e instalaron también dos depósitos de ‘packaging’, para los productos de la empresa.

En temas administrativos, las operaciones se apoyan de un sistema SAP, y los programas para tareas específicas como administración, comercio exterior, mantenimiento, recursos humanos y otros cuentan cada uno con un módulo SAP. Otro software recurrido en las tareas de Black Bamboo es BeefTrazz, útil para la trazabilidad total de la carne.



Proveedores: cualidades probadas

Black Bamboo elige proveedores y socios estratégicos basando su decisión en las premisas fundamentales de la calidad del producto y del servicio.

En las empresas que colaboran con Black Bamboo se refleja el mismo espíritu de servicio y de comunicación que esta, manteniendo los canales abiertos desde los altos directivos, facilitando así la colaboración y las transacciones.

Más que un vínculo con la comunidad, un referente del pueblo

Desde hace bastante tiempo el frigorífico ha establecido lazos con la comunidad derivando en un contacto constante con instituciones como la municipalidad, los hospitales locales, cuerpo de policías y otras entidades. Y además de estos vínculos, Black Bamboo Enterprises emplea a 600 trabajadores de manera directa y otros 150 de forma indirecta, convirtiéndose no solo en la más importante fuente de trabajo de Hughes, sino de la zona al sur de Santa Fe.

Black Bamboo ofrece buenos sueldos, bonificaciones por alta producción -las cuales obviamente han batido records en años recientes- y otras mejoras por encima de la ley, entre ellos un comedor para empleados con opciones de excelente calidad, así como importantes descuentos en la tienda de carnes abierta al público en general que recientemente abrió la empresa.

La compañía cuenta también con una escuela de oficio abierta cada año a nuevos alumnos donde se aprenden todos los oficios propios de las tareas que se realizan en el frigorífico como trabajos de faena, trabajos con cuchillos y manejo de alimentos, entre otros.

“Para la gente de la ciudad es buena salida laboral trabajar en el frigorífico. La gente tiene la posibilidad de no emigrar. Si no tuviera este lugar para trabajar, tendría que emigrar a otra parte del país”, explicó el directivo.


Planes a futuro, rumbo a una operación verde y nuevos mercados

Los próximos años generan buenas expectativas para las labores de Black Bamboo Enterprises tanto al interior de la empresa como con el resto del entorno.

Por un lado, se está transitando hacia una operación más amigable con el medio ambiente al convertir en compostaje todo el material gástrico del ganado, dando pasos hacia lograr un nulo impacto ambiental.

Otro proyecto ya iniciado es la construcción de un ‘carton freezer’, o sea un túnel de congelamiento dinámico capaz de brindar alta capacidad de frío a la planta.

Expandiendo sus operaciones a través de territorio argentino, la empresa adquirió y trabaja ya en la puesta en marcha de una planta adquirida hace unos años en Vivoratá, localidad cercana a la ciudad de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires. La reactivación de esta planta implica trabajo ya no solamente en ganado vacuno, sino también para trabajo con ganado porcino, especie requerida en el mercado oriental.

Y para ampliar el alcance de Black Bamboo en nuevos mercados, se trabaja ya para ingresar al mercado de los Estados Unidos, plan cuya estrategia demanda ingresar con cortes de calidad certificados, como el ‘black angus’.

“Argentina está teniendo muy buen desarrollo en el tema cárnico, tiene un futuro muy importante. La carne de Argentina es una marca registrada en el mundo. Hay una gran demanda de carne, toda la industria argentina estamos apostando a todavía tener una mejor performance”, concluyó Luis María Medina, Director de Desarrollo de Negocios de Black Bamboo Enterprises S.A.

GELERÍA DIGITAL