La estadía más placentera en Perú

Los mejores servicios de hotelería se fusionan con la salud y el bienestar a través de la colección de hoteles premiados de Aranwa Hotels Resorts & Spas, brindando un concepto único desde Perú



Perú como destino tiene mucho que ofrecer tanto en aspectos turísticos así como para el mundo de los negocios. El crecimiento de su industria hotelera manifiesta muestras de desarrollo de manera que desde hace tiempo se ha convertido en un mercado sumamente atractivo para la inversión extranjera, de la misma manera en que también crece con capital peruano.

Entre este último grupo de desarrollos hospitalarios creados con inversión local se encuentra Aranwa Hotels Resorts & Spas, una colección de hoteles que ofrece la más atractiva guía de destinos en el Perú, combinando los atractivos de un hotel boutique con los atributos del mejor spa, envuelto en un contexto que ofrece contacto directo con la cultura peruana además de ofrecer hospitalidad y servicios turísticos por encima de los estándares.

“Aranwa” significa “leyenda” en quechua, resumiendo de esta manera una serie de sensaciones que se pueden experimentar en los hoteles Aranwa de manera singular. Cada hotel es diferente de acuerdo al destino, más allá del distinguido hilo conductor que imprime Aranwa en cuanto a servicio y bienestar.

Los hoteles han resultado premiados en múltiples ocasiones en listados de los diez mejores hoteles de Sudamérica y del mundo por usuarios de medios como Tripadvisor, World Travel Awards y los lectores de Condé Nast Traveler.

Aranwa Hotels Resorts & Spas pertenece al Grupo San Pablo, la más grande red privada de salud en el Perú, dirigida por el Dr. José Álvarez Blas y con cerca de 30 años cuidando la salud de los peruanos.

“Trabajar con una empresa del sector salud brinda otra perspectiva. La salud y bienestar se trasladan a un servicio hotelero con altos estándares de la mano de la gastronomía peruana e internacional”, comentó Rosana Martínez, Gerente Comercial de Aranwa Hotels Resorts & Spas.


Experiencia y dedicación al servicio de la hotelería

Más allá de una exitosa y brillante trayectoria en el sector de hospedaje, la cual en determinados puntos se podría considerar como “en el lugar adecuado durante el momento indicado”, Rosana Martínez inició su actividad profesional en un rubro relacionado, pero distinto al del turismo. Martínez obtuvo la Licenciatura en Traducción e Interpretación en la Universidad Ricardo Palma, en Lima. Tras ejercer brevemente en esta actividad, fue invitada a participar en ventas para una AFP (Administradora de Fondo de Pensiones) y poco después incursionó en American Airlines, habiendo completado el entrenamiento en Estados Unidos, y optando por reorientarse dentro del rubro del turismo, pero en tierra.

Rosana Martínez, Gerente Comercial de Aranwa Hotels Resorts & Spas
“Lo que se aplica en servicio en línea aérea se aplica en hotelería”,

mencionó la ejecutiva, que al poco tiempo de tomar esta decisión ingresó en el entonces Hotel El Pardo (hoy perteneciente a la cadena Doubletree by Hilton) como ejecutiva de ventas, y al poco tiempo llegó al Antigua Miraflores Hotel, donde desarrolló a cabo múltiples funciones desde la apertura del hotel. Poco después ingresó al que a la postre sería el Hotel Oro Verde, hoy en día Swissotel Lima, desarrollándose durante más de una década hacia posiciones cada vez más importantes, desde Jefe de Ventas, pasando por la Gerencia de Ventas, hasta hacerse cargo de la Dirección de Ventas, integrando el comité ejecutivo de la propiedad.

En el ahora Swissotel Lima, Martínez se encargó de recibir importantes delegaciones para cumbres regionales y globales de altos mandatarios, monarquía e incluso delegaciones deportivas profesionales, además de las tareas cotidianas que conllevan sus distintas funciones, sentando así las bases para el próximo reto.

Mientras tomaba un sabático entre 2007 y 2008 para completar un Máster en Dirección Comercial en la Universidad San Ignacio de Loyola, fue en la misma universidad donde se le contactó para unirse a Aranwa, recién inaugurada y apenas con propiedades en Vichayito y en el Valle Sagrado, ingresando en enero de 2009 para encabezar la expansión a Cusco, Colca y Paracas.

“En Aranwa no solo he tenido la oportunidad de aportar toda la gran experiencia previa, sino que también he aprendido muchísimo desde un enfoque diferente de los líderes del Grupo San Pablo como son el Dr. José Alvarez Blas y Gabriel Alvarez Huiman, y junto a todo mi gran equipo hemos logrado posicionar a la cadena Aranwa como una de las más importantes del país. Soy responsable de toda la parte comercial de los cinco hoteles y desde hace cinco años asumí el área de Marketing”, detalló Martínez, quien además de los mencionados, ha tomado diferentes talleres de actualización en las distintas áreas necesarias para la actividad hotelera y su gerenciamiento.

Aranwa Valle Sagrado, la piedra angular Aranwa Sacred Valley Hotel & Wellness abrió sus puertas en octubre de 2008. Está ubicado en el Valle de Urubamba -el Valle Sagrado de los incas-, a orillas del río Vilcanota. El terreno donde fue construida la propiedad perteneció a la Hacienda Yaravilca, la cual data de la época colonial, en el siglo XVII. El inmueble cuenta con 115 habitaciones, 30 de ellas son suites de estilo colonial, restauradas a la usanza de la época y adornadas con piezas de arte de la escuela cusqueña. Destacan también las suites Presidencial, del Lago y del Río, ideales para momentos especiales. Aranwa Valle Sagrado cuenta con el “Unno Spa”, de los más grandes de Sudamérica, con una superficie de 2500m2 y galardonado como mejor spa de hotel en Perú en los premios “World Spa Awards” de 2020, siendo nominado también para 2021. Unno Spa cuenta con once salas de tratamientos, tres piscinas de hidroterapia a diferentes temperaturas, pediluvio, ducha Vichy, cámara hiperbárica, sauna inca y otros servicios que le han llevado a ser digno de reconocimiento. Un concepto en crecimiento Desde esos finales de la primera década de los 2000s, Aranwa ha ido creciendo, ofreciendo actualmente cinco destinos, todos ellos en Perú: Colca, Cusco, Paracas, Valle Sagrado y Vichayito. El concepto que une a estas cinco propiedades es el propósito para obtener bienestar y tranquilidad, diseñadas para generar una experiencia de relajación y confort. Como colección de hoteles, se trata de propiedades cada una con una personalidad única y armonizada con su entorno.

“Nuestros hoteles tienen una esencia peruana que es muy valorada, sobre todo por los huéspedes extranjeros”, declaró la ejecutiva.

Aranwa Cusco, bello hotel boutique en la antesala de Machu Picchu El centro de la ciudad de Cusco, antigua capital del imperio inca y parada obligada en ruta a Machu Picchu, es la sede de Aranwa Cusco, definido como un hotel boutique de cinco estrellas, reconocido por la revista Condé Nast Traveller en 2020 como tercer mejor hotel a nivel mundial y segundo mejor en Sudamérica. La casona donde se construyó el hotel ha sido proclamada como patrimonio histórico de la ciudad de Cusco, por lo que se considera “hotel museo”, además de contar con piezas de arte únicas en sus instalaciones y brindar una audio guía en español y en inglés para sus huéspedes. Entre otras amenidades, sus habitaciones cuentan con un sistema de oxígeno inteligente, baños con sistema de Suelo Radiante Eléctrico (SRE), duchas escocesas y tinas de hidromasaje.

A la altura de la era digital

Aranwa Hotels Resorts & Spas está a la vanguardia de la tecnología digital, contando con las herramientas necesarias para hacer reservaciones en línea y con el soporte de una gestión de relacionamiento con el cliente (CRM) y sistema de atención al cliente semi-automatizados. Cercanía con los proveedores

La cadena de suministro de Aranwa Hotels Resorts & Spas está sujeta al minucioso cuidado de cada detalle, al igual que las estadías de cada huésped.

El grupo hotelero lleva a cabo un programa de validación de proveedores, de manera que estos cumplan los estándares requeridos por Aranwa.

Uno de los propósitos principales de Aranwa respecto a sus proveedores es el trabajar con aquellos ubicados en comunidades cercanas a cada hotel, brindando oportunidades de crecimiento en cada entorno, además de contratar y capacitar a personal operativo de estas mismas zonas.


Retribución a la comunidad

A través del Grupo San Pablo, Aranwa se involucra en actividades de beneficencia y asistencia social, educación, cultura, ciencia y educación artística para niños y personas en situación de extrema pobreza.

Y en la comunidad de Huayllabamba, cercana a Aranwa Valle Sagrado, se implementó -desde que inició operaciones el hotel- una posta médica en auxilio de sus habitantes.


La reactivación como meta

Entre los objetivos planteados por Aranwa, la empresa está consolidando la fidelización del segmento de viajeros nacionales, los cuales han incrementado durante la emergencia sanitaria del COVID19, mientras que desde mayo de 2021 se llevan a cabo esfuerzos para nuevamente atraer turismo desde distintos países.

No todo depende de Aranwa Hotels Resorts & Spas, pero es indispensable destacar que la empresa, por su parte, obtuvo la certificación en manejo de seguridad y salud por parte de la prestigiosa firma global SGS.

“El turismo internacional se irá reactivando a medida que los países alcancen un mayor porcentaje de vacunación que dé a los viajeros mayor seguridad para un viaje internacional”, finalizó Rosana Martínez, Gerente Comercial de Aranwa Hotels Resorts & Spas.

GALERIA DIGITAL